Liga Nacional: Hispano al borde del descenso

POR ELIO MAYORGA

Una categórica derrota sufrió el equipo de Santa Cruz a manos de Unión de Santa Fe que se floreo en el Rocha y le ganó por 31 de diferencia, no solo ganó los dos partidos de visitante, empató la serie y define en su casa el «Tatengue».

 

 

Una dura derrota como local sufrió nuevamente Hispano Americano, que lo deja al borde del descenso y perder la posibilidad de seguir incursionando en la Elite mayor del básquetbol Argentino, la Liga Nacional.

Mucha diferencia en lo táctico, anímico y deportivo, Unión de Sant Fe saco chapa de candidato a quedarse en primera, vino a Gallegos con la serie dos partidos abajo, y tuvo la convicción y la justeza en su juego necesarias para acertarle a los de Santa Cruz dos derrotas al hilo, la de este viernes, durísima 99 a 68, con mas de 30 puntos de diferencia y desnudando las propias dudas e impotencia de un equipo ya casi condenado a jugar en una categoría menor del basquetbol, sino es capaz de revertir su juego y fundamentalmente la confianza de un grupo de jugadores que luego de haber ganado en Santa Fe regresaron a Gallegos, y en su juego no fueron los mismos.

El público otra ves colmo el Rocha, alentó, apoyo, pero ni así los jugadores afinaron la puntería, erráticos en demasía, faltos de precisión y con errores defensivos imperdonables en esta etapa de definiciones, desde el banco poco y nada ni los jugadores de recambio pudieron mostrar que Hispano podía esta noche definir la serie. El Técnico Hiriart, no encontró el camino para que su equipo acierte algo, ni desde los tiros externos, hasta los intentos desde la pintura o desde la line de libres tuvieron a los celestes con porcentajes bajísimos. En el goleo individual números opacos que hablan por si solo de una imagen, que deja pocas esperanzas de lograr permanecer en Primera.

Unión ganó todos los cuartos, el primero 21 a 18, el segundo 29 a 22, el tercero 21 a 19 y el cuarto y lapidario 28 a 9. La victoria de Unión puede resumirse en el fuerte espíritu que exhibió esta noche. Apareció Andrés Jaime en todo su esplendor, anotando 19 puntos (además de 4 asistencias y 18 de valoración) y demostrando que, a pesar de su juventud, tiene el carácter y la personalidad para jugar este tipo de partidos. No por nada es uno de los mejores debutantes de esta Liga.  Detrás del base albirrojo, también hay que resaltar el trabajo de Maxi Martín (14 puntos y 9 rebotes), Justin Everett (13 tantos más 9 rebotes), Juan Pablo Cantero (11 unidades más 6 asistencias), Jeantal Cylla (14 puntos) e Iván Basualdo (10 unidades). En resumen, Unión desempeñó un básquet colectivo clave, incisivo en el costado ofensivo y sin darle muchas posibilidades a su rival., incisivo en el costado ofensivo y sin darle muchas posibilidades a su  rival.

En Hispano la injundia y para la tribuna los 17 puntos de Moss, que solo no puede, 11 de Saglietti, 9 de Cequeira y el resto para el olvido, principalmente Fuller que vino para salvar al equipo y no anotó ni siquiera un simple, nada de nada, en deuda total.

El próximo miércoles se jugará el quinto y último partido para ver cual de los dos equipos se queda en primera división, por ahora están empatados 2 a 2. Pero si se tiene en cuenta los visto luego de cuatro partidos, parece estar mas entero desde lo táctico, anímico y físico Unión, con hombres que meten dureza en la defensa, se internan en le pintura y dejan el alma, como así también todos tiran desde afuera del perímetro y están afinados en la puntería y con la confianza de saber que pueden mantener a su equipo en Primera.

Hispano alicaído, y desconcertado, solo Moss parece poder cambiar la Historia, Saglietti se apago luego de todo lo mostrado en Santa Fe, Simmons, muy agotado y falto de respuesta física a esta altura ya no gana en la pelea debajo de los cestos. Fuller un espectador de lujo en la cancha, no aporto nada para bien del equipo. El resto del equipo aporta voluntad, y con más decisiones equivocadas, tiros apresurados o perdidas ofensivas continuas, o porcentajes muy bajos desde la línea de libres, solo con voluntad y corriendo no alcanza.

Los partidos hay que jugarlos, por ese motivo no podemos dejar de darle la oportunidad de la revancha a este grupo de jugadores que seguramente dejarán el club la próxima semana y estamos seguros de que ninguno tendrá ganas de que su nombre quede inscripto por haber descendido con la camiseta de Hispano, ya que es su trabajo, son profesionales y deben pensar en su próximo club, y el valor no es el mismo de un jugador de primera división, al de uno que viene de un equipo descendido.