ADOSAC: EL VALOR DE NO CLAUDICAR JAMÁS

El día 27 de abril de 2022 las compañeras Pamela Paredes y María Ávila, mediante disposiciones internas 040/DGEE/22 y 041/DGEE/22 respectivamente, fueron notificadas del REINTEGRO a sus funciones a partir del día 28/04/22. Debemos recordar que nuestras compañeras fueron separadas del cargo a partir de una decisión unilateral del CPE, a través de la cual se las intentó responsabilizar de “interferir” en un ofrecimiento de cargo y horas cátedra en el año 2019 en la localidad de Río Gallegos, acto público que se pretendía llevar a cabo mediante listados ilegítimos e ilegales, ya que contaban solo con la firma de los representantes el Ejecutivo y además estaban confeccionados con un sin número de errores de valoración.

 

 

Hoy 3 años después, es momento de repensar algunas cuestiones: este desenlace merece un primer análisis que claramente tiene que ver con la forma autoritaria con la que pretenden obtener reconocimiento algunas autoridades del CPE y o cargos políticos. La separación en sus funciones de estas compañeras el día 11 de marzo de 2019 de manera intempestiva sin sustento alguno, más que el desprecio por quienes desde el sindicato combatimos las irregularidades que denunciamos permanentemente es la única respuesta posible a semejante atropello que hoy cae por su propio peso. La legitimidad de nuestros reclamos históricos por la transparencia de los listados de puntaje en los ofrecimientos públicos de cargos y el respeto por los derechos del colectivo docente, hacen que permanentemente mantengamos viva esa llama que nos motiva día a día a seguir militando en A.DO.SA.C., más allá de las consecuencias a las cuales estamos siempre dispuestos a enfrentar.

La denuncia permanente en cada espacio, Congreso, y actividad, incluyendo la denuncia por persecución sindical en la OIT, y esa obstinada persistencia de la que somos orgullosamente parte, nos permiten reconocer que ese es el camino, aún en la más absoluta adversidad, sobre todo, por ser uno de los pocos gremios que no han sido cooptado por el poder político en Santa Cruz.

Seguramente hay mucho por delante; seguimos reclamando la restitución de nuestros vocales electos de la Junta de Inicial y Especial, el desprocesamiento de nuestros compañeros Barrionuevo, Wasquín, Valentín y Ance y el juicio urgente por el femicidio de nuestra colega Jesica Minaglia; del mismo modo y con las mismas convicciones no descansaremos hasta lograr JUSTICIA en todos los ámbitos, ese bien público tan depreciado, descreído y manipulado en esta provincia, pero que en casos como el de las compañeras antes mencionadas nos permite repensar que todo es posible si detrás de cada acción colectiva se encuentra la convicción de luchar para transformar una realidad que debe tener a los trabajadores como protagonistas.

 

La lucha continúa…

COMISIÓN DIRECTIVA PROVINCIAL