DIPUTADOS PRESENTAN PROYECTO PARA QUE SANTA CRUZ COMPRE VACUNAS BUSCAN ACELERAR EL PROCESO DE INMUNIZACIÓN CONTRA EL COVID. 

Los Diputados del Bloque Nueva Santa Cruz presentaron un proyecto conjunto en la Legislatura para comprar vacunas contra el COVID.
Lo que pide el documento es que el Poder Ejecutivo, a través de los Ministerios de Salud y Ambiente y Ministerio de Economía, Finanzas e Infraestructura durante la vigencia de la emergencia sanitaria declarada por la pandemia de coronavirus, inicie las negociaciones para la adquisición de vacunas destinadas a generar inmunidad adquirida contra la COVID-19.
El proyecto lleva la firma de los diputados Nadia Ricci, Evaristo Ruiz, Daniel Roquel y Gabriel Oliva. 
Según los Legisladores Santa Cruz cuenta con aumento de los recursos hidrocarburíferos, mineros y propios que se deben destinar, en este contexto de emergencia, a la compra de vacunas.
Para los diputados la vacunación se traduce en inmunidad colectiva, lo que permitirá salvar innumerable cantidad de vidas y a una economía agonizante.
“Todas las vacunas a adquirirse por la presente Ley deberán contar con la aprobación previa de la ANMAT, y la Organización Mundial de la Salud, debiendo comenzar las negociaciones por los laboratorios de mayor efectividad y cumplimiento del mundo”, sostiene el Proyecto.
Los diputados remarcaron que a fines de mayo han llegado a la provincia solo 126.356 dosis de cuatro laboratorios distintos, de los cuales solo se han colocado cerca de 100 mil, o sea que estamos casi a mitad del año 2021 con el 20% de las dosis que necesitaría la provincia, y con una inmunización mucho menor.
La Diputada Nadia Ricci remarcó que “llevamos más de un año de pandemia con un sistema sanitario que está agotado. Queda claro que la estrategia, fracasó y no queda otra salida que comenzar a implementar un plan B”.
El mismo, consiste para en asumir los riesgos y comenzar a negociar con los laboratorios para adquirir más dosis para lograr la inmunidad de rebaño y evitar o reducir el impacto de mutaciones locales, nuevas muertes, daños colaterales, pérdidas económicas, quiebre de empresas y más pobreza.