Después de una reunión con Claudio Vidal, Mirey Zeidan se aleja de la UCR

Río Turbio .-

Tras un encuentro mantenido con el dirigente petrolero Claudio Vidal y el intendente de 28 de Noviembre Fernando Españón, el dirigente y empresario local Mirey Zeidan formalizó hoy su renuncia a la Unión Cívica Radical santacruceña. Tras la presentación de rigor, explicó que su decisión se debe a que “desde hace tiempo no me siento representado por el partido y estamos apostando a convertirnos en una nueva opción, para todos los santacruceños y santacruceñas que buscamos un modelo de desarrollo basado en el bien común”.

 

En la nota de renuncia a la afiliación partidaria, dirigida a Ana María García; a Graciela Vega y demás integrantes de la UCR local de Río Turbio, Zeidan señaló que “tengo el agrado de dirigirme a ustedes a los efectos de elevar mi renuncia a la Unión Cívica Radical”. Y agregó que “sin desconocer los valores que me llevaron a formar parte de este centenario partido, como la libertad, la igualdad, la justicia y el desarrollo económico, hoy me siento en la obligación de hacer un paso al costado, ya que estos valores no son bien representados actualmente, sobre todo por decisiones que se resolvieron de manera unilateral”.

“Es por esto que entiendo que es momento de tomar otro camino que vaya más allá del compromiso partidario, convencido de la necesidad de aunar esfuerzos con otros vecinos, reconociendo que lo importante es el bien común y el desarrollo económico de nuestro pueblo”, cerró Zeidan.

La renuncia causó sorpresa en la dirigencia local y provincial, ya que Mirey Zeidan proviene de una vieja familia de la zona identificada históricamente con el radicalismo, incluso su hermano Samir ocupa una banca en el Concejo Deliberante local y su otro hermano, Omar, presidió YCRT durante la gestión presidencial anterior en la que la UCR prácticamente fue fagocitada por Cambiemos. Incluso se supo que hubo contactos de dirigentes de la UCR nacional que se comunicaron con Zeidan para pedirle que revea su postura, a lo que respondió diciendo que ya era una decisión tomada.