Municipio pidió a los empleados de Maxia “trabajar como un gran equipo”

El intendente Pablo Grasso encabezó hoy una reunión con trabajadores de la empresa Maxia, a quienes les garantizó el pago de los salarios y les pidió recuperar el transporte público. Diego Robles confió en una rápida resolución judicial y José Luis Gómez pidió “trabajar como un gran equipo”.

 

En las instalaciones del Gimnasio Municipal Luis “Lucho” Fernández, el Intendente Pablo Grasso recibió a los trabajadores de la empresa Maxia, que estaban acompañados por el Secretario General de la UTA, Rubén Aguilera e integrantes del gremio. A Grasso lo secundaban el Secretario de Hacienda Diego Robles, el diputado por pueblo Eloy Echazú y el Administrador Judicial de la base Río Gallegos de Maxia, José Luis Gómez.

Durante el encuentro, el intendente repasó la situación actual de la empresa, las expectativas del Municipio para retomar rápidamente el servicio de transporte urbano y el compromiso de pagar los salarios a la brevedad, tal como establece la resolución judicial.

Por su parte, el secretario de Hacienda Diego Robles mostró su conformidad con los avances y dijo que “nadie pensó que íbamos a llegar a esta situación en un escenario de diferencias, y que la empresa iba a tomar esta actitud de desconocer la sentencia judicial, irse, y dejarnos en esta incertidumbre”.

En tanto recordó que el Juez designó al Municipio a partir del 2 de julio como depositario judicial de las unidades, lo que implica “hacernos cargo del sueldo de ustedes, de pagar el alquiler y de todos los gastos operativos”.

En este marco y para tranquilidad de los trabajadores reafirmó lo que dijo el Intendente: “La fuente laboral de todos ustedes está asegurada, porque se contempla en el pliego de la licitación como personal a absorber por quien venga a hacerse cargo del servicio de transporte urbano de pasajeros a la ciudad”.

“No sabemos -continuó- cuánto va a durar el proceso de licitación. Esperamos que sea en el menor tiempo posible, con seguridad legal, jurídica y económica para una Empresa que venga a hacerse cargo del servicio por mucho tiempo; para que ustedes cobren el salario en tiempo y forma, y los vecinos tengan el mejor servicio posible”, concluyó.

Robles instó por una rápida solución judicial para avanzar en todos los pasos, obtener las llaves de las unidades y “empezar a trabajar para habilitar el servicio que todos estamos esperando”. También desmintió con detalle versiones sobre subsidios retenidos, y llevó tranquilidad a dos agentes que estaban con inconvenientes en su situación laboral y serán tenidos en cuenta.

Finalmente, el Administrador Judicial de la base Río Gallegos de Maxia, José Luis Gómez, comentó que el objetivo de la reunión fue encontrarse cara a cara con la totalidad de los trabajadores afectados por Maxia, a quienes se les pudo explicar la situación y cuál va a ser el rol y las responsabilidades de cada uno de los actores involucrados.

Gómez pidió “trabajar como un gran equipo” y confió en que apenas esté resuelta la cuestión judicial se podrá salir a restablecer el servicio de transporte urbano que hace tanta falta a la ciudad. Cabe destacar que el funcionario fue designado para la administración provisoria de la empresa hasta tanto se resuelva una nueva licitación, tal como se indicó en un fallo judicial.