Dictarán una charla sobre la gestión del arbolado urbano público en el sur de Santa Cruz

Técnicos del Grupo de Investigación Forestal Agrícola y Manejo del Agua de la Estación Experimental Agropecuaria Santa Cruz dictarán una charla sobre la gestión del arbolado urbano público en el sur de Santa Cruz. El encuentro se desarrollará el lunes 27 de julio entre las 15 y 17hs. a través del canal de Youtube del INTA.

Se abordarán los aspectos centrales de la gestión necesaria a tener en consideración para asegurar el éxito del arbolado público. Los organizadores presentarán la situación habitual de conservación de los arbolados públicos en ciudades al sur de la provincia; desarrollarán la teoría recomendada para su instalación y apropiada gestión; y analizarán algunos casos reales.

El encuentro está destinado al público en general; alumnos avanzados de carreras relacionadas con los Recursos Naturales y su administración; tomadores de decisión municipales en materia de arbolado urbano; operarios municipales responsables de trabajos regulares en el mantenimiento de arbolado urbano. El acceso es libre y gratuito, a través del canal de Youtube INTA Santa Cruz.

La importancia del arbolado urbano

 

Las arboledas y las parquizaciones son usualmente utilizadas en las ciudades como ornamento. Esta es una excelente razón para su utilización, neutralizando el monótono gris de las edificaciones. Sin embargo, las plantas sirven también a una diversidad de propósitos reportando, individual o conjuntamente, una serie de beneficios al ambiente urbano y sus habitantes, incluso aunque la mayoría de las veces no resulten tan evidentes.

Las plantas colaboran en gran medida a incrementar la calidad de vida del medio urbano. Sin embargo, también pueden originar grandes problemas cuando no son elegidas, instaladas o manejadas apropiadamente a lo largo de su vida, entrando en conflicto y destruyendo construcciones y servicios. Alcanzar un balance apropiado entre beneficios y problemas, maximizando los primeros y atenuando los segundos, resulta esencial para la supervivencia de las plantas urbanas, en especial los árboles. En este sentido, un buen conocimiento del recurso natural y la selección de las mejores técnicas de intervención como parte de planes de trabajo bien pensados, diseñados y ejecutados resulta las herramientas de gestión claves a perseguir.

La sociedad urbana ejerce, directa o indirectamente, presiones sobre los responsables de la gestión de los recursos naturales urbanos, como usuarios del espacio, como ciudadanos y como votantes. Existen presiones para realizar determinados trabajos y presiones para dejar de realizar otros tantos. Muchas veces las motivaciones y argumentos esgrimidos para justificar estas presiones son confusos y sin conocimiento técnico real. Y así, el administrador público se ve en la necesidad de ceder ante estas presiones. Desde un enfoque técnico esto último no es bueno y solamente intensivas campañas de educación y difusión públicas, destinadas a generar cultura y tradición en el manejo apropiado de las plantas, podrían revertir o enfocar mejor la presión de la sociedad.

Desde las primeras fundaciones de pueblos en nuestra Patagonia Austral, a finales del siglo XIX, los árboles han acompañado a las personas, aún sin el debido reconocimiento y cuidados que garanticen su apropiada durabilidad no obstante la existencia de gran cantidad de conocimiento en la actualidad para asegurarlo. Solo de la participación de toda la sociedad y de la generación de una cultura de respeto y cuidado por estos elementos dependerá su conservación en el tiempo y la maximización de los beneficios que brindan.