Federación Económica acompaña medidas para controlar brote de COVID en Río Gallegos

El presidente de la Federación Económica de Santa Cruz (FESC), Guillermo Polke, destacó la decisión del gobierno provincial de extremar medidas para controlar y contener la propagación del COVID-19, ante el brote en la ciudad de Río Gallegos.

En este sentido, el titular de la FESC, hizo un llamado a los vecinos de la capital santacruceña para que cumplan con las disposiciones fijadas para contener la expansión de los contagios por coronavirus, y así evitar seguir retrocediendo y perdiendo todo lo avanzado desde que se fijó la cuarentena por el gobierno nacional.

“Desde que comenzó esta pandemia el mundo ha cambiado, pero debemos seguir con nuestras vidas a pesar de estas circunstancias. Hay que convivir con este virus hasta que los científicos logren descubrir una vacuna contra esta peligrosa e inédita enfermedad que está causando estragos en el mundo. Ante ello, Santa Cruz y en especial Río Gallegos no está ajena que surjan casos de contagios por más extremo que pueda ser el confinamiento de una sociedad. Pero lo más importante que hay que aplicar, es la conciencia social para respetar las indicaciones que establezcan las autoridades, y así  proteger a las personas cercanas y así mismo. Por esto, cumplamos con el distanciamiento social, y si no hay necesidad de salir de su hogar no lo haga, evitando así reuniones sociales hasta que se compruebe que no hay peligro de contagio. Por ello, apoyamos al gobierno que estableció nuevas disposiciones para frenar la propagación del COVID-19 tanto en Río Gallegos como en el resto de la provincia. Destaco el mensaje de la gobernadora Alicia Kirchner que ‘un decreto no es una vacuna’, y que en estos tiempos que nos toca atravesar, no hay soluciones mágicas para enfrentar esta enfermedad. Cada uno debe ser responsable y aportar su granito de arena para vencer a este virus”, sostuvo Polke.

Por otro lado, el referente de la FESC, apuntó que la actividad comercial y empresarial de la provincia está realizando un gran esfuerzo para enfrentar las consecuencias de la cuarentena, ya que a pesar de haberse aprobado protocolos de bioseguridad, ante un brote de contagios como sucede en Río Gallegos, debieron cerrar sus locales hasta que se detenga la propagación del virus. Además, estimó un fuerte impacto económico por el cierre de negocios y cancelación de otras actividades comerciales.

“La situación de los comercios y pymes del sector se ve muy comprometida por la actual coyuntura por lo cual resulta fundamental que la actividad comience a funcionar con normalidad, pero con las medidas de bioseguridad para así sostener las fuentes de empleo. La Federación Económica comprende que la decisión de la cuarentena tiene como fin prevenir víctimas fatales hasta que se logre una vacuna, junto a otras medidas aplicadas por los distintos gobiernos, cuidar la salud de todos los habitantes. No obstante, resulta indispensable, con los cuidados necesarios, también seguir protegiendo la actividad privada, para que luego de esta crisis, todos los sectores propongan ideas para afrontar la post pandemia”, concluyó Polke.