Municipio solicitó a la Justicia ordene la entrega de las llaves, en tanto hará frente a sueldos de junio de los trabajadores de Maxia

Servicio de Transporte Público

El secretario de Gestión Legal y Técnica de la Municipalidad de Río Gallegos, Dr. , informó que “se le solicitó al Juez Marcelo Bersanelli intervenga para que la empresa Maxia haga entrega de las llaves de cada una de las unidades del servicio de transporte público de pasajeros”. Anunció además que en la jornada se solicitó la apertura de una cuenta para que los empleados de la empresa Maxia cobren el sueldo del mes de junio y próximamente el aguinaldo.

 

“Es necesario poder en funcionamiento el servicio lo antes posible”, dijo en rueda de prensa en funcionario tras el acto en el que se firmó la concesión de la planta de reciclaje, compactación y enfardado de residuos sólidos urbanos en Río Gallegos.

“Desde el 22 de junio en la ciudad de Río Gallegos, estamos sin transporte público, por lo que estamos trabajando arduamente para solucionarlo. En este marco, el Juzgado del Dr. Marcelo Bersanelli ha ordenado una serie de medidas que nos permitieron recuperar el predio en el que funciona la empresa, la base operativa y las unidades. Sin embargo, no tenemos las llaves para poner los colectivos en funcionamiento. Por este motivo, hoy estuvimos requiriendo a su Señoría que ordene a la empresa, haga entrega de las mismas para poder estar en la calle lo más rápido posible y restablecer el servicio”, dijo.

Además, Cabezas informó que “hemos cumplido con otra de las obligaciones que dispuso la Justicia en el fallo, y hemos pedido la apertura de una cuenta para que se puedan depositar allí una deuda de haberes del 20% del mes de mayo y el mes de junio de todos el personal de la empresa y, próximamente, concretaremos el pago de los aguinaldos en tiempos legales”. “Es nuestra voluntad tener la mejor relación con los trabajadores para poder brindar un servicio acorde a las exigencias de nuestros vecinos”, destacó el funcionario municipal.

Cabe señalar que se trata de un proceso de transición encarado por orden judicial, donde se designa al Municipio como depositario de los bienes de la empresa, a fin de garantizar el servicio de colectivos en la ciudad. En ese sentido, se procedió a la conformación de una Comisión que redacte los pliegos de la nueva licitación para avanzar rápidamente en el proceso, con la expectativa de que se presenten varias empresas interesadas.