Coronavirus y turismo rural en la comarca del lago Buenos Aires

En la zona noroeste de Santa Cruz, la temporada de turismo pasada venía mostrando un franco crecimiento. La apertura de los portales del Parque Patagonia significaron una diversificación de las posibilidades de hacer turismo, especialmente en materia de senderismo. Ante un fin de temporada anticipado por el Coronavirus, pegamos una mirada por algunos sitios de la zona.Costa del Lago Buenos Aires - Foto de Fundación Rewilding Argentina.jpeg

            Costa del Lago Buenos Aires – Foto de Fundación Rewilding Argentina

La comarca del lago Buenos Aires mostró en las temporadas pasadas un incremento constante de la cantidad de visitantes, al que la pandemia puso, por ahora, un freno.

Si bien se estima que las restricciones de la cuarentena se irán modificando, posiblemente el turismo tarde un poco más en activarse. En Patagonia los destinos tienen su alta temporada en verano, pero aún no hay certezas de cómo responderán los mercados turísticos para ese entonces.

La Cámara Argentina de Turismo, que integran varias federaciones, ya se reunió con el gobierno nacional para encontrar soluciones para el sector, detallando que se prevé una reactivación escalonada, con el turismo internacional empezando a activarse en no menos de un año.

Seguramente el turismo en ámbitos naturales será de los primeros en reactivarse, porque son destinos donde no hay concentración grande de gente y que propone actividades al aire libre, ofreciendo la oportunidad de estar en contacto con la naturaleza en un ambiente sano y sin aglomeraciones.Estancia La Serena.jpg

       Estancia La Serena

La estancia “La Serena”, ubicada en la RP43, entre Perito Moreno y Los Antiguos, es uno más que terminó su temporada antes de lo previsto. Dedicada a recibir turistas, el complejo es lugar de disfrute, y también sitio ideal para hacer base y conocer la comarca.

Es un complejo de cabañas rodeado de árboles, ubicado en la costa del lago Buenos Aires, frente a la Cordillera de los Andes que para la próxima temporada tiene previsto incorporar un hostel para viajeros de a pie, ciclistas y motoqueros. El comienzo de la cuarentena nacional marcó el cierre con un mes de anticipación que es habitualmente luego de Semana Santa en la región.

Florencia Ferrero - Estancia La Serena.jpeg
Florencia Ferrero – Estancia La Serena
Florencia Ferrero, una de las dos socias propietarias, comentó “La temporada venía muy bien, el cambio que vemos es que, por la apertura de las actividades del Parque Patagonia, la gente se queda más tiempo. Ahora tenemos que esperar que pase todo esto y ver como se plantea el turismo, y mientras que se van poniendo al día con arreglos y renovación de pagina web”.
Son vecinos del Portal “La Ascensión”, antigua estancia re-acondicionada para recibir turistas que quieren acampar o iniciar los diferentes senderos que trepan desde el lago hasta lo alto de la meseta del lago Buenos Aires. Es también el punto de reunión de prestadores de servicios, productores y artesanos.
Christian Emmer_Parque Patagonia_Aerea, La Ascensión_Enero 2019_0054.jpeg
La Ascensión – Foto de Christian Emmer 
Algo parecido se vive en la estancia “Casa de Piedra”, ubicada entre la RN40 y el río Ecker, a 80 kilómetros al sur de la localidad de Perito Moreno.
Entre las actividades propias de la estancia, Sinesia y su esposo Héctor, hicieron lugar para dar origen a un camping con servicios de agua caliente, ducha, protegidos fogones y un quincho.
Desde el sector de carpas y motorhome, se inician caminatas a “los tres volcanes” y siguiendo el río Pinturas se llega a la “Cueva de las Manos”, Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO.
El lugar es elegido por los viajeros para vivir la experiencia de una estancia patagónica. Los visitantes se mueven entre el paso y el sonido de pollitos, gallinas, y vacas.
Estancia Casa de Piedra.jpegEstancia Casa de Piedra

“Este año pasaron muchos extranjeros y gente joven. Cuando comenzó la cuarentena, recibimos los últimos turistas que quedaban en viaje en la ruta 40 y necesitaban hospedaje”, comenta Sinesia.
La mujer explica que esperarán a los próximos viajeros quedándose en la estancia. “Nosotros estamos todo el tiempo acá porque atendemos el campo y a los animales. Por esto de la cuarentena ahora estamos con los trámites para ir y venir al pueblo, pero estamos acá”, explica.
Así se pasarán en la comarca el otoño y el invierno, preparándose para la primavera y esperando a los primeros visitantes, que seguramente serán santacruceños y vecinos de la región, y que encontrarán en la comarca del Lago Buenos Aires un destino que se ha fortalecido en los últimos años, con propuestas variadas y rincones asombrosos para descubrir.


Agencia Ambiental